La cantidad de:

Me parece increíble que no nos maravillemos con la cantidad de: personas, música, películas, poemas, cuadros, esculturas, rimas sueltas, calles, barrios, papeles, árboles, ríos, montañas, valles, bolígrafos, estuches, mochilas, móviles.
Con la cantidad de cosas, y ya no físicas, con la inmensidad de sentimientos que nos recorren enteros, por dentro, del pelo más corto hasta el dedo gordo de ambos pies. Sentimos toda clase de sentimientos: desde optimismo a pesimismo pasando por todas las variedades de intermedios que había.
La cantidad de colores, de mañanas, de mediodías, de tardes, de sábados, de domingos en los que solamente apetecía ver una película acurrucada en el sofá, de madrugones, de salidas hasta las tantas, de amaneceres, de atardeceres, de meses, de años.
La cantidad de palabras, de verdades, de mentiras, de sonrisas, de carcajadas, de lágrimas, de pesadillas, de sueños.
Cada uno de nosotros encierra incontables números de cada una de ellas. Me sorprende que no nos impresione todo esto. Definitivamente, cada uno es un mundo encerrado y lleno de posibilidades dispuesto a ser explorado, a ser conocido, a ser abierto.
La cantidad de pensamientos que pasan por la cabeza de uno y, sin embargo, qué pocos decimos, quizá por miedo, por vergüenza. Con la cantidad de cosas que teníamos por dentro y las pocas que compartíamos. En algún momento tenemos que explotar.
A lo mejor yo acabo de hacerlo.
A nueve de abril, sábado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.