Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2018

Los ojos bailando:

Los ojos bailando al ritmo de la música en el filo del abismo, sonriendo para sí pensando acerca del salto al mar, el corazón latiendo cada vez más deprisa y con más energía con tan solo pensarlo y la vida pasándonos corriendo mientras decidimos si quedarnos en tierra firme con miedo o si saltar de golpe y disfrutar de la caída; porque, al fin y al cabo, siempre nos levantaremos.
A treinta de octubre, martes.

Nosotros:

Hoy ha llovido. Y qué maravilla empaparse toda la ropa, pisar los charcos más profundos (y no, no saltarlos como obstáculos, si no afrontarlos de frente y de golpe) y calarnos hasta los huesos de la alegría de estar vivos.
La sencillez con la que se puede ser feliz cuando vemos el cielo incendiándose por las mañanas, con el Sol amaneciendo más naranja que nunca y las nubes rosadas simulando el humo del fuego ardiente.
Quizás sólo tengamos que encontrarnos a nosotros mismos entre tanto ruido, dedicarnos un silencio y darnos cuenta de que somos con quien, inevitablemente, pasaremos el resto de la vida. Y aquí estamos y, lo más importante, estaremos. Siempre creciendo. Siempre a mejor. Pase lo que pase. Nosotros.
A diez de octubre, miércoles.