Hacía mucho.

Hacía mucho de un momento difícil, de un segundo amargo, de un no poder sonreír con la amplitud y ganas de siempre, hacía mucho.
Pero, la vida es así de caprichosa, cuando tienes todo, algo te quita y cuando no tienes nada, algo te da. Sin embargo, ¿qué sería de nosotros si no nos lo tomáramos con humor?
Muchas veces he escuchado lo de "mejor reírse, es lo más serio", aunque haya momentos en los que no apetezca, en los que lo único que quieres es desaparecer por un rato o volver atrás en el tiempo para revivir recuerdos.
Pero, ¿qué pasa cuando todo es gris y ya no hay colores con los que llenar el dibujo?
Ahí, justo en el momento más complicado, sé tu color favorito y deja que los demás también lo sean, que rellenen tu hoja con todas las tonalidades de verdes, azules, amarillos, rojos, morados posibles.
Hacía mucho de un momento difícil, pero, ¿quién ha dicho que no seamos capaces de superarlos?
A 17 de noviembre, jueves.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.