Arte.

El arte también puede encontrarse por las calles, en cada cafetería con sus sillas amarillas colocadas al fondo de esa esquina, en cada pincelada sin que hubiese sido dada en un lienzo para que fuera enmarcado, en cada verso con rima asonante escrito en el suelo, en cada dibujo que alguien pintaba en medio de la calle sobre toda esa gente que cruzaba el paso de cebra o en aquella mezcla entre naranja y amarillo que expresaba el atardecer que iba a tener lugar dentro de una escasa media hora.
Estamos completamente rodeados de arte, de poesía, de versos, de música, de cine, de escultura, de letras, de fotografía, de dibujos, de auténticas maravillas que no todos veíamos.
Sé diferente y adéntrate en el mundo de la imaginación. Vamos, pasa, que la puerta siempre está abierta.
A uno de noviembre, martes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Tormenta.

Palabras que vuelan y me llevan a lo más alto.