Enamorada de:

Estoy enamorada de la vida, de las vueltas que da, de los atardeceres en los que de fondo sonaba el oleaje del mar Mediterráneo, de las noches en las que las estrellas se peleaban con la Luna para ver quién brillaba más, de los amaneceres en los que el Sol salía con más fuerza que nunca, de los paseos por la playa en los que la arena se colaba revoltosa entre tus dedos de los pies, de las conversaciones que cobraban sentido a las tres de la madrugada, de los recuerdos que nos llenaban el corazón de una alegría un tanto nostálgica, de las carcajadas que nos hacían sonreír quisiéramos o no, de la mirada que establecía una conexión entre dos personas, de la fauna y de la flora, de las canciones que nos subían el ánimo y nos hacían bailar hasta que nos faltaba el aire, de los abrazos en los que lo único que quieres es escuchar el latido del otro, de las sonrisas más sinceras, de los buenos momentos, del optimismo, de las ganas, de los momentos grises en los que los que están siempre hacen que se tiñan de toda la gama de colores que hacían que los problemas se solucionaran, de los sueños, de aquellos que luchan contra viento y marea para conseguirlos, de la lluvia siempre que estuviera tumbada con manta y película, de saltar en los charcos con cualquier tipo de calzado, de sentir las gotas recorriéndome las mejillas, de que duelan los hoyuelos de tanto reír, de las fotografías que nos abrazan en los días más fríos de invierno, del otoño y del suelo lleno de sus hojas coloreadas de ocres y marrones, de los bonitos gestos que hay día a día pero no todos los ven, de sentir el viento revoloteándome el pelo a medida que inspiro y la boca me sabe a libertad.
Estoy enamorada de la vida, de ser feliz, de tantas cosas que ni siquiera podría llegar a nombrarlas todas.
A veintidós de noviembre, martes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.