Apostar por todos nosotros.

Escribo mucho ahora mismo y no me gusta nada.
Quiero hablar de tantas cosas que no sé por cuál de todas empezar.
Quizá por mi indignación en cuanto al mundo entero, por eso de decir de que quieres cambiarlo y que te digan que es imposible. Pero, lo que tengo muy claro es que solamente es imposible aquello que no intentas.
A veces pierdo fe en nosotros, otras veces la recupero. Tan pronto como la vuelvo a tener, se me va otra vez. Un vaivén continuo.
Necesito estar segura de que si me dejo la piel tendrá resultados, de que al fin y al cabo, ninguno es tan malo, el mundo que habíamos creado no podía ser así de cruel. De verdad que no tanto. Aunque, sinceramente, no había más que ver las noticias y darte cuenta de las atrocidades que se cometen diariamente. Una de ellas podría ser que cada veinte segundos muere un niño de inanición. No afirmo con certeza, pero eso he escuchado y ya el hecho de oírlo me parece una barbaridad. ¿Cuándo hemos dejado que todo esto pasase?
¿Cuándo hemos dejado de lado nuestra humanidad a cambio de dinero?
Nos creía mejores que esto, solamente pido no estar equivocándome al apostar por todos nosotros.
A 25 de marzo, viernes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.