Poesía.

Y qué bonito que seamos capaces de encontrar poesía por cada rincón que pasemos, por cada gota que cae sobre ese chubasquero amarillo, por ese humo del café que se escapa subiendo hasta las nubes, por cada sonrisa perdida en algún domingo de otoño, por todas esas calles inundadas de hojas y llenas de colores marrones y ocres.
Encuentra poesía allá donde vayas, quizá algún dibujo que te inspire, un gesto sencillo pero detallista, un guiño de ojos entre dos desconocidos, aunque, sinceramente, para poder encontrar algo había que empezar por crearlo.
Así que, sé valiente y échale un órdago a la vida: sé poesía.
A dieciséis de diciembre, viernes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.