Podríamos ser pero, ¿somos?

Podríamos ser tantas cosas que ni siquiera los dedos (tanto de las manos como los de los pies) me valdrían para contar todas.
Seamos alegría, sonrisas, paz, esperanza, libertad, paciencia, amor, carcajadas, bondad.
También podíamos elegir la película favorita, alguna que otra serie, quizá algún capítulo en concreto, nuestra lista de reproducción que nos hacía un poquito más felices cada día, los bailes que hacíamos delante del espejo del baño con el cepillo del pelo en la mano a las tantas de la madrugada, el efecto que tenemos en los demás.
Sí, voy a quedarme con eso último. Es impresionante cómo con simples gestos, detalles, podemos ser capaces de llenar, mejorar, completar la vida de otros. Y, ¡qué bonito es que te lo digan! No tiene por qué ser un gracias en sí, a veces, con una simple mirada no hacía falta nada más.
Qué importante es apostar por nosotros, creernos capaces de llegar a conseguir el mundo ideal. Muchos lo llaman utopía, quizá son demasiado pesimistas y ven el vaso medio vacío. Yo me quedo con todos aquellos que lo daban todo por convertir esa utopía por una cercana realidad.
Yo me atrevo a ello, ¿te unes?
A ya dos de octubre, lunes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.