Venecia, Roma, París, Suecia o Madrid.

Venecia,
Roma,
París,
Suecia
o Madrid.

Los calles de Venecia,
llenas de agua,
o de lágrimas derramadas,
quién sabe nada,
quién sabrá.

Los paseos por Roma,
el Vaticano,
cualquier paso,
allí te llevará,
porque por algo lo dicen,
todos los caminos, llevan a Roma.

Las calles de París,
bonitas de luces presumen,
unas de colores,
otras de blanco y negro,
como las fotografías que nos hicimos,
aquel abril del noventa y tres.

La nieve de Suecia,
que de auroras boreales presume,
todas las noches cuando el Sol se consume,
aparecen y bien bonitas lucen.

Y, por último, Madrid.
Las calles y los paseos,
la Gran Vía,
da igual a lo que nos refiramos,
siempre será Madrid,
donde los recuerdos no se olvidan,
y uno puede ser feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Tormenta.

Mar.