Los recuerdos nos envuelven.

Las fotografías,
los sentimientos,
las alegrías,
¿no os parecen increíbles?
Una fotografía,
clic,
capta un momento,
que jamás se volverá a repetir.
Nostalgia sentirás,
cuando la veas,
cuando ya sólo recuerdes,
cuando no te quede nada.
Una fotografía,
es mágica,
no capta los sentimientos,
pero vamos,
fíjate,
es sencillo de ver.
Mira cómo se ríe,
mira sus ojos,
con lágrimas de alegría.
Mírala,
están juntos,
riendo,
ella apoyada sobre su hombro,
viendo desaparecer el Sol,
el último de aquel verano.
Ya acaba todo,
ella se marchaba,
y se tenían que despedir.
Y para siempre recordarse,
fotografía aquí, fotografía allí.
Clic, clic, clic.
Y ahora ella las observa,
con una nostalgia enorme,
que la invade.
Porque los recuerdos nos matan,
y también, nos envuelven.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.