Te vas tú.

Intento agarrarte la mano,
pero me la sueltas,
intento abrazarte,
pero te escapas.
Intento hacer que te quedes conmigo,
pero te vas.
Te vas,
y me dejas sola,
completamente sola,
sin nadie que llene este vacío,
un vacío que antes estaba lleno,
un hueco que antes estaba completo,
completo hasta el más mínimo rincón.
Pero las palabras ya están dichas,
y el daño ya está hecho,
un "adiós, me voy",
y sí, te fuiste,
y no veas cómo lo hiciste.
Me dejas sola,
otra vez,
con el cuerpo resquebrajado,
a punto de romperse,
de estallar.
Pero luego llegarás otra vez,
y con las sonrisas, la ilusión, la alegría, la felicidad,
me llenarás otra vez,
¿para qué?
Te volverás a ir,
como siempre.
Te vas,
pero no solamente te vas tú,
te vas tú,
y tus recuerdos,
te vas tú,
y la sonrisa que me sacas,
te vas tú,
y también me voy yo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.