Suéltame, o bueno, ya te soltaré yo.

Sigue sin mí,
continúa con tu vida,
es lo mejor,
vamos, tira.

Todavía estás a tiempo,
no me he agarrado,
corre, vete,
vete o te agarraré.

Y no,
es mejor que no te agarre,
mejor que no te hunda, ¿verdad?
Simplemente,
sería otra carga más.

Estoy harta
de todo, de todos,
pero incluyéndome a mí también.

¿Nada puede ir bien?
¿No puedo ser feliz?
Quiero disfrutar,
yo qué sé.

Pero es que llevo demasiado tiempo intentándolo,
sonriendo, fingiendo tantas cosas,
y yo ya no puedo más.

No, no aguanto más,
ni quiero,
ni puedo,
ni nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.