Ven, abrázame.

Ven,
abrázame,
dime que todo va a ir bien,
aunque sea mentira,
olvídate de eso,
y abrázame.

Que me quieres,
que te importo,
o algo así,
yo qué sé.

Que yo sí que te necesito,
aquí conmigo,
ayudándome a subir a la superficie,
pero, ¿a ti qué más te da?
Supongo que nada,
que te dará igual.

Si es que soy imbécil,
me preocupo por personas
que, a veces,
ni se acuerdan de que existo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Miradas con sabores dulces.

Luces e ilusiones.

21:47.